Connect with us

Internacional

Halloween: ¿Cómo funciona el cerebro cuando vemos películas de terror?

Published

on

El corazón en la garganta, el estómago encogido y los pelos de punta. Cuando tenemos miedo, nuestro cuerpo responde más allá de nuestro control. Si estamos muy asustados, se nos escapan los gritos y se nos crispan los músculos, llegando a clavarnos las uñas en las palmas de las manos al apretar los puños e, incluso, soltando un guantazo a quien tenemos cerca. Como explicaba el guion de la película de Pixar «Intensamente», el miedo es una emoción encargada de mantenernos con vida. Se trata de un poderoso instinto que nos mantiene lejos de situaciones peligrosas, y lo hace en muchos casos desencadenando una serie de reacciones que nos hacen actuar sin darnos cuenta. Por eso, la ciencia ha analizado en muchas ocasiones cómo nos afecta el miedo y por qué.

En situaciones de estrés agudo como las que se producen al ver una película de terror, obligan al cerebro a reorganizarse y hacen rememorar malos momentos, según revela un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Nueva York (EE. UU.) y publicado en la revista Science.

Para llegar a esta conclusión, Erno Hermans y sus colegas trabajaron con 80 voluntarios que vieron escenas de terror de la gran pantalla, como las de la película «Poltergeist». Imágenes de resonancia magnética mostraron que varias regiones corticales y subcorticales se activaban y aumentaban su conectividad por la acción del neurotransmisor noradrenalina, que reorganizaba sus recursos neuronales. Así comprobaron que cuando el cerebro se altera por este tipo de experiencias, nuestros sentidos se agudizan y el temor crea un estado de alerta que fortalece los recuerdos de las experiencias estresantes, aunque perjudica nuestra capacidad de análisis. En este proceso se ponen en acción partes del cerebro involucradas en la reorientación de la atención, el aumento de la alerta perceptiva y el control automático neuroendocrino. Por el contrario, resulta casi imposible «deliberar con calma», concluyen los autores.

El mecanismo que desata el miedo se encuentra en el cerebro reptiliano, que regula acciones esenciales para la supervivencia, como comer o respirar, y en el sistema límbico, que regula las emociones y las funciones de conservación del individuo. La amígdala, incluida en este sistema, revisa continuamente la información recibida a través de los sentidos.

Escaneando el cerebro de voluntarios mientras veían películas de terror, determinaron que las partes del cerebro activadas durante la observación eran otras distintas. En vez de la amígdala, vieron actuar al córtex visual (encargado de procesar la información visual), al córtex insular (donde reside la conciencia de nosotros mismos) y el córtex prefrontal (asociado a la atención y la resolución de problemas, entre otras cosas).

¿Por qué algunas personas disfrutan de las películas de miedo y cómo lo hacen? Según un análisis del psicólogo Glenn D. Walters, el terror de las películas se basa en tres factores.

El primero es la tensión. El suspense, el misterio, los sobresaltos.

El segundo es la relevancia, y tiene que ver tanto con los espectadores como con la propia película. Es la capacidad de empatizar directamente con la fuente del miedo. Habrá miedos universales, como las arañas o la muerte, y otros más específicos, como los que afectan a colectivos (piensen en películas de terror adolescentes que mezclan a un asesino con la dispersión de rumores en un instituto y piensen si eso les daría a ustedes miedo) o a individuos concretos. Alguien que sienta cercanas determinadas experiencias tendrá más miedo a una película en la que las representa que alguien que las vea con absoluta distancia.

El tercero es el irrealismo. Por muy bien que esté hecha una película, una parte de nosotros sabe en todo momento que lo que estamos viendo no es verdad, que en un par de horas como mucho las luces se encenderán de nuevo y todo habrá terminado felizmente para nosotros y para todos los que aparecen en la cinta, porque eran actores maquillados fingiendo. Todos recordamos un mal rato viendo una película de miedo cuando éramos demasiado pequeños, porque los niños tienen más problemas para distinguir la realidad de la ficción.

Las películas de terror causan miedo, ansiedad y fobias en los niños. Aquellos niños con miedo a las arañas, a los muñecos o a la sangre seguramente vieron las películas de terror «El ataque de las arañas,» «Chucky, el muñeco diabólico» o «Viernes 13.» Y es que las películas de miedo y de terror afectan emocionalmente a los televidentes sin que ellos lo perciban, peor aún si se trata del público infantil.

Aunque la mayoría de los padres evitan que sus hijos vean filmes que no son adecuados para su edad, otros aseguran que sus hijos son lo suficientemente inteligentes como para no dejarse engañar por una película de ficción. «No se confíen, las consecuencias aparecen enseguida o años después,» dice Édgar Reyna, psicólogo clínico de Servi Terapias.

Ningún niño, explica el especialista, está apto o capacitado para ver cosas fuera de su madurez emocional; la psiquis de los menores aún es inmadura. Todo lo que su mente no pueda entender, no lo debe ver, ya que hay imágenes que la mente de los niños aún no puede digerir.

Según el sitio de Internet lamenteesmaravillosa.com, las películas de terror afectan al cuerpo fisiológicamente, incrementando el ritmo cardíaco, y en personas con enfermedades coronarias pueden aumentar el dolor de pecho y la presión arterial; también pueden causar un aumento en los niveles de adrenalina y cortisol, y lo que es peor, pueden desencadenar recuerdos de eventos traumáticos que se han experimentado.

El miedo y la ansiedad son los principales efectos de este tipo de películas en los niños. Según Reyna, también pueden experimentar terrores nocturnos, pesadillas, inseguridad, sueños sobresaltados, entre otros efectos. A estos efectos, la psicóloga infantil Marcela Tello agrega la alteración en el apetito: algunos niños pueden comer en exceso debido a la ansiedad, mientras que otros pueden dejar de comer. De acuerdo con Tello, los niños menores de 7 años no suelen diferenciar claramente entre la realidad y la fantasía debido al desarrollo de su pensamiento. Por lo tanto, las películas de terror pueden causar varios impactos y consecuencias negativas en sus mentes. Algunos de estos efectos pueden ser tan intensos que se convierten en traumas o fobias descontroladas.

El trauma es el impacto, el shock, del miedo intenso que una película puede causar. Además, esto podría desencadenar un estrés postraumático, donde cualquier evento, sonido, personas o situación que relacionen con ese recuerdo puede hacer que revivan ese mismo trauma y experimenten el mismo temor. Según Tello, cuando esto ocurre, los niños necesitan terapia, ya que estas consecuencias pueden perdurar durante mucho tiempo.

El estrés constante deteriora la calidad de vida de los menores y afecta negativamente su funcionamiento psicológico, incluyendo la atención y la memoria. Los menores se vuelven hiperactivos y muy inquietos. «Cuando los niños ven este tipo de películas, se vuelven sensibles y estresados, y este efecto se acumula con el tiempo». Uno de los rasgos característicos del estrés postraumático es la hipersensibilidad, que se traduce en un estado de alerta permanente. Los niños se vuelven muy sensibles, lloran por cualquier motivo y se tornan emocionalmente frágiles. Además, pueden volverse introvertidos o, en algunos casos, agresivos debido a la sensación de estar constantemente a la defensiva. Si no se aborda este problema a tiempo, es probable que estos niños se conviertan en adultos temerosos, inseguros y nerviosos, lo que puede dificultar su capacidad para tomar decisiones por sí mismos debido al miedo arraigado.

Estos traumas explican por qué se desarrollan fobias y miedos en la adultez. Cada ser humano tiene una constitución neuronal única, lo que significa que cada persona reacciona de manera diferente ante impactos y sorpresas.

La psicóloga Silvia Álava, en el portal Guía Infantil, señala que un miedo se convierte en un problema cuando el niño deja de realizar ciertas actividades, cuando su nivel de angustia o ansiedad se vuelve excesivamente alto. En tales casos, por más que se le diga: «Debes dormir tú solo en tu habitación», él no puede hacerlo porque realmente se pone mal o queda paralizado.

Algunos niños afirman que pueden ver películas de terror sin problemas, asegurando que comprenden que se trata de actuación. Sin embargo, Reyna sostiene que esto no es cierto. «Si no te afecta ahora, te afectará cuando seas adolescente o adulto». Explica que el inconsciente absorbe todo y lo almacena, lo que significa que los temores pueden activarse en el futuro.

El cerebro es tan perfecto que realiza su propia limpieza, por lo que estas emociones almacenadas en el inconsciente eventualmente saldrán a la luz. En algunos casos, estas emociones reprimidas pueden convertirse en psicopatologías. Reyna comenta: «Los padres tienen la responsabilidad de corregir y disciplinar, deben guiar a sus hijos sobre lo que pueden ver y lo que no». Hace un llamado a cuidar la salud mental de los niños.

Según Tello, los padres siempre deben tener en cuenta la clasificación de las películas y la edad permitida para verlas, y deben respetar estos límites en beneficio de los niños.

Es importante recordar que los niños son muy influenciables y su mente puede procesar información de manera rápida. Los menores de 7 u 8 años a menudo no logran distinguir claramente entre la realidad y la ficción, lo que hace que sea fácil para ellos mezclar ambos mundos y creer que lo que ven en las películas de terror les está sucediendo a ellos.

Fuente: https://e625.com/como-funciona-el-cerebro-cuando-vemos-peliculas-de-terror/

Continue Reading

Internacional

Israel responde ataque de Irán en medio de crecientes tensiones regionales

Published

on

Israel lanzó ataques con misiles contra Irán en respuesta a un ataque previo, según informó un alto funcionario de Estados Unidos a la cadena ABC. Como resultado, las autoridades iraníes suspendieron los vuelos en varias ciudades, incluida Teherán, debido a explosiones reportadas en el centro del país.

Las autoridades iraníes activaron las defensas aéreas en varias provincias y atribuyeron las explosiones a la acción de sus sistemas de defensa contra vehículos aéreos no identificados. Se difundieron videos que supuestamente mostraban las defensas aéreas en acción.

La situación provocó confusión, y las autoridades de aviación suspendieron los vuelos en al menos tres ciudades, incluida Teherán. Estados Unidos confirmó que Israel lanzó los ataques en respuesta a un ataque previo de Irán, que a su vez fue una respuesta a un bombardeo en el consulado iraní en Damasco.

Ambos países han aumentado sus advertencias y amenazas de represalias. Irán incluso sugirió que podría reconsiderar su política nuclear si Israel continúa amenazando sus instalaciones nucleares.

Continue Reading

Internacional

Iran ataca a Israel con misiles y drones

Published

on

Israel confirmó eque más de 100 drones fueron lanzados desde Irán hacia su territorio. Mientras tanto, la agencia estatal iraní IRNA reportó el lanzamiento de una primera oleada de misiles balísticos.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, convocó de urgencia al Gabinete de Guerra ante este ataque, según anunció su oficina.

Los drones y misiles lanzados por Irán se espera que impacten en dos áreas específicas: los Altos del Golán, en la frontera entre Israel, Líbano, Jordania y Siria, y en una base de la Fuerza Aérea israelí en el desierto de Negev, al sur de Israel, según informó The New York Times.

El diario estadounidense pudo hablar con funcionarios israelíes, quienes señalaron que la inteligencia israelí detectó el lanzamiento de docenas de drones y misiles de crucero desde Irán e Irak.

Misiles y drones sobre Israel

Por otro lado, la Guardia Revolucionaria iraní confirmó que llevó a cabo el ataque en respuesta al bombardeo contra el consulado de Irán en Siria. En un comunicado, afirmaron que este ataque es una respuesta a los crímenes israelíes, incluyendo el ataque al consulado y el asesinato de varios comandantes y asesores militares iraníes en Siria.

La Guardia Revolucionaria describió la operación como parte de su castigo al régimen israelí, calificándolo como ilegítimo y criminal, y aseguró que será apoyado por los «pueblos libres del mundo».

El gobierno iraní también advirtió a cualquier país que permita el uso de su espacio aéreo o territorio para atacar suelo iraní, que enfrentará una respuesta «contundente».

Continue Reading

Internacional

Una iglesia de Singapur atrae a jóvenes de la «Generación Z» a través del servicio en la congregación

Published

on

Desde que Heart of God Church en Singapur comenzó hace más de 20 años, ha logrado atraer a un grupo demográfico difícil de capturar: la edad promedio de sus feligreses se ha mantenido constante en 22 años.

Hoy en día, alrededor de 5,000 personas asisten a Heart of God Church cada domingo. Cecilia Chan, la co-pastora fundadora de la iglesia conocida cariñosamente como Pastora Lia, señaló su estrategia:

«Los jóvenes necesitan ser invitados, incluidos, involucrados, antes de poder ser influenciados e impactados».

Esto significa que adolescentes tan jóvenes como de 12 años tienen responsabilidades como diseñar presentaciones, grabar transmisiones en vivo de la iglesia, manejar la mesa de sonido o incluso ayudar a coordinar los servicios dominicales. Al mismo tiempo, son mentorizados por personas que están algunos pasos adelante en la vida.

Generaciones y próximas generaciones participan activamente en la iglesia.

Las iglesias en Singapur enfrentan luchas similares a sus contrapartes en todo el mundo para mantener comprometida a la Generación Z, ya que los nativos digitales están bombardeados con distracciones y ruido del resto del mundo. Las opiniones de muchos jóvenes sobre temas como la sexualidad o lo que constituye una unidad familiar ya no están definidas por las normas sociales asiáticas. Un censo de 2020 encontró que un número creciente de jóvenes (de 15 a 24 años) dicen no tener afiliaciones religiosas: el número aumentó del 21 por ciento en 2010 al 24 por ciento en 2020.

Los estudiantes singapurenses, conocidos por sus excelentes resultados en los exámenes, también experimentan altos niveles de ansiedad y estrés por rendir bien académicamente. Con presión de sus padres así como de sus compañeros, los estudiantes pasan las horas después de la escuela en clases de tutoría y enriquecimiento. En su tiempo libre restante, muchos lo pasan en sus teléfonos. Actividades que brindan oportunidades para interactuar cara a cara y no se centran en el trabajo escolar son un respiro de aire fresco.

Christianity Today habló con tres iglesias singapurenses que tienen bulliciosos ministerios juveniles para ver cómo están alcanzando a este grupo demográfico. Estas congregaciones están involucrando a los jóvenes, proporcionando interacción entre generaciones, construyendo relaciones en persona y profundizando en por qué se puede confiar en la Biblia y en Dios.

Niños se involucran en el servicio de la iglesia.

«Me siento empoderado»

Goh Xin Yi, de 19 años, comenzó a asistir a Heart of God Church hace seis años después de que un amigo de la escuela lo invitara al servicio de Pascua de la iglesia. «Fue interesante ver a tantos jóvenes en un lugar fuera de la escuela y los centros de tutoría», dijo.

Como nuevo miembro, asistió a un programa de entrenamiento ministerial que lo presentó a más de 80 ministerios en los que podía servir. Al mismo tiempo, participó en estudios bíblicos para aprender más sobre Dios.

Goh eligió servir en el equipo de transmisión en vivo de la iglesia antes de convertirse en director de cámara a los 16 años. Ahora, a los 19 años, es el líder de operaciones de medios, supervisando a otras 50 personas.

«Servir en el ministerio me da un sentido de pertenencia», dijo Goh. «Me siento empoderado. Me siento confiado de que se me dé la oportunidad de manejar el equipo muy costoso».

En cada servicio hay tres personas, el operador, el asistente y el aprendiz.

Más del 80 por ciento de la congregación sirve en varios ministerios, con siete «generaciones» de líderes trabajando juntos. Cada generación tiene alrededor de tres a cinco años de diferencia y forma su propio grupo juvenil. La primera generación incluye pastores locales en sus 30 años, mientras que la generación más nueva incorpora líderes de tan solo 13 años.

En el caso de Goh, es mentorizado por un líder de 27 años que dirige todo el equipo de medios de más de 300 personas. Y Goh mismo trabaja con jóvenes adolescentes que tienen 12 y 13 años.

«Ofrecen pensamientos muy directos y frescas perspectivas», dijo Goh de sus mentorados. «Me gusta empoderarlos como solían hacer conmigo cuando estaba en su edad».

Lia señaló que dar oportunidades a los jóvenes para liderar y capacitarse ayuda a mantenerlos comprometidos.

«Las generaciones mayores no son reemplazadas sino reforzadas a medida que las generaciones más jóvenes se unen a las filas» y sirven con ellos, dijo.

Fuente: https://www.christianitytoday.com/

Continue Reading

Tendencias